top of page

Cómo eliminar los "Rollitos"



Flotadores, llantas, gorditos, Michelline, como sea que lo conozcas sabes a que nos referimos con estos apodos, pues, si son ese exceso de grasa que se ubica sobre los músculos oblicuos arriba de tu cadera que se ven tan mal cuando quieres ponerte un Jeans apretado o una camisa DryFit súper ajustada que no permiten ocultar nada.


Esta grasa acumulada aunque es algo muy común tener, y que no es para nada fácil de eliminar para muchas personas es algo que se puede resolver, pero, prepárate porque para lograrlo no es tan fácil como decir: "...Voy a hacer ejercicios solo para quemar esa grasa...", quien te diga eso mejor deja de hablarle y bloquéalo de todos tus contactos porque esta vendiendo viajes gratis a la luna.


Cuando haces un esfuerzo para "Quemar" grasa de tu cuerpo debes entender que quemas grasa de forma completa, no puedes escoger que grasa quemar, eso es imposible de manera natural y con natural nos referimos a buena dieta y ejercicio. Espero que no estés pensando en mesoterapia o cualquier otro tipo de inyección con ácido para quemar grasa localizada, sabes que eso solo te dejará la piel sobrante más flácida que cuando estaba llena de grasa, y lamentablemente se volverá almacenar más grasa.


Ahora, volvamos a donde estábamos, si vas a quemar grasa esta grasa es generalizada, cuando emprendes una rutina de ejercicios con una buena dieta, comidas muy frecuentes (Entre 5 y 7 comidas), buen cardio con una moderación de entre 60% y 65% de tu ritmo cardíaco máximo pues estarás en buen camino para una quema de grasa correcta, por supuesto que perderás grasa de piernas, brazos, espalda, pecho, abdomen, oblicuos, y en el caso de mujeres, pechos. En general la pérdida de tejido adiposo será total,



En el caso de los hombres esto los hará verse más fibrosos, brazos marcados, abdomen de traje de súper héroe y hasta visualmente tendrá una apariencia más fornida, aunque no tengas una buena base muscular, pero, en el caso de mujeres la mayoría de la grasa tiene a acumularse en caderas y piernas ya por disposición genética (Afortunadamente), por lo que quemar grasa en la zona del torso no debe ser algo tan difícil de lograr, brazos más firmes, abdomen de modelo son algunos de los beneficios que tendrás con esto.


Ahora, ya te dijimos los resultados que obtendrás pero, ¿Cómo se logra todo esto? Pues acá te damos algunos Tips para que logres bajar esos rollitos de más. Antes que nada debes saber bien que los alimentos que consumos se dividen en 3 grandes grupos


Carbohidratos

Que son todas las harinas, dulces, frutas, verduras harinosas que consumes en tu dieta.


Proteínas

Son las carnes de pollo, pescado, cerdo, res, los huevos, leche e incluso los suplementos de proteína.


Grasas

Son todos los aceites para cocinar, y por supuesto las grasas de las carnes, leche, huevo, que en mayor medida se dividen en grasas saturadas (Grasas malas) y grasas polinsaturadas (Grasas buenas), luego te daremos un Post dedicado a solo los tipos grasa y los alimentos que las contienen.


Ahora que ya tienes claro lo anterior, vamos a entrar en materia.


Come más seguido

Una buena dieta debe estar compuesta por muchas comidas durante el día, tal vez hayas escuchado hablar de esto en alguna ocasión, comer más seguido hace que tu metabolismo se acelere ¿Cómo? Pues, cada vez que tu estomago recibe comida inmediatamente empieza el procesamiento de esos alimentos para convertir el carbohidrato en glucógeno, las proteínas en aminoácidos y las grasas en reservas de energía, pero, si estás acostumbrado a comer pocas veces al día con un plato gigantesco de comida tu cuerpo sabe que no va a recibir comida en un plazo mayor a 4 horas, por lo que la mayoría de los alimentos que consumas van a ser procesados y almacenados como grasa para reserva de energía. Tu cuerpo es muy inteligente, y sabe que necesita asegurarse que va a tener energía cuando no se la propociones.



Ahora, tu cerebro también lo puedes entrenar adoptando rutinas de alimentación, ciertamente cuando tu cerebro nota que estás dándole alimentos a tu cuerpo de forma más seguida con porciones pequeñas el procesamiento de estos será de forma inmediata como glucógeno para energía de tus músculos, proteínas para reparar las fibras musculares y las pocas grasas que consumas como reserva de energía, pero, ya son en menor cantidad. Este es un proceso paulatino, no lo vas a lograr en un día, pero, con disciplina puedes empezar a comer cada 4 horas y progresivamente bajarlo a hasta un mínimo de 3 estarías logrando un metabolismo bien entrenado, eso si, recuerda calcular las porciones, pues en 3 horas debes volver a sentir hambre, sino es así es porque te estás excediendo con las porciones. Ahora, si puedes bajar los tiempos entre comidas a 2 horas estarías en un nivel competitivo como muchos culturistas profesoinales, pero, vamos por pasos, empieza en despacio y con buena letra. Estarías haciendo entre 5 y 7 comidas diarias, puedes hacer más si tu objetivo es competitivo pero eso ya es otro tema que trataremos en otro Post.


Consume proteína

Cada comida que consumas durante el día es ideal que contenga proteínas, ya sea de las carnes, leche o huevo, pero, si que las contenga, claro, no hablamos que comas un filete de carne o una pechuga de pollo en cada una de tus comidas, pero, si que contenga una cantidad adecuada, hablamos de Yogurt con fruta para tus meriendas, sandwich de pechuga de pavo, huevos revueltos de preferencia en su mayoría claras, un almuerzo completo y una cena decente con pollo acompañado de una ensalada.

Si bien es cierto estás acelerando tu metabolismo y vas a quemar parte de tus reservas de grasa debes cuidar tus músculos para que no pierdan volumen, y la única forma de mantenerlos o hacerlos crecer proporcionándoles proteína, y si no lo sabías para descomponer las proteínas se requiere muchas más energía de tu cuerpo, eso también implica tomar reservas de energía, si, tu grasa.



Evita el exceso de carbohiratos antes de dormir

Los carbohidratos son necesarios porque al descomponerse en tu estómago se transforman en glucógeno que tus músculos necesitan para darte esa energía para moverte, entrenar, estudiar, pensar, en fin para realizar tus actividades diarias, es el combustible principal de tu cuerpo y nunca debe faltar, pero, durante la noche cuando duermes tu consumo energético ya no es el mismo que durante el día por lo que vas a requerir menos energía, si te excedes en el consumo de estos durante la noche esa energía no quemada se almacena como grasa, por eso debes regularlo de no excederte. Pero, no los evites por completo, de seguro que no deseas que tu cuerpo entre en estado catabólico.


Evita el Catabolismo

Esta condición en tu cuerpo se produce cuando tus músculos y órganos no tienen suficiente glucógeno (Energía de rápida acción) para funcionar, esto provoca que se libere cortisol una hormona que consume el músculo como principal insumo para producir energía, llegar a esto echaría a perder todos tus logros en masa muscular, y lamentablemente tu cuerpo no va a consumir la grasa primero, pues se tarda menos procesando el músculo que la grasa para obtener energía por medio del catabolismo. Así que evita esta condición a toda costa.



Realiza ejercicio cardiovascular

Si, así es, debes realizar ejercicio, sino, como piensas que esa grasa acumulada se va a quemar. Sin embargo no tienes que hacer ejercicio hasta quedar viendo estrellas, no significa que va a ser fácil pero debe ser constante y con buen ritmo.


Como te explicamos al principio tu cuerpo necesita el glucógeno que extrae de los carbohidratos para tener energía de acción rápida, como correr un Sprint lo más rápido que puedas, incluso un Sprint en bicicleta, es decir, consumes el glucógeno para esfuerzos máximos y de corta duración, mientras que para ejercicios de larga duración como una maratón de 42 km tu cuerpo quemará las reservas de grasa para obtener energía pues es una reserva de más larga duración y lo que buscamos es quemar la grasa y este proceso tarda más tiempo.


Por tanto debes realizar ejercicio cardiovascular a un 70% de tu capacidad cardíaca máxima durante mínimo 60 minutos si puedes hacer más tiempo mucho mejor estarás quemando grasa y no glucógeno esta es tu principal objetivo. Para calcular tu capacidad cardíaca máxima utiliza la siguiente fórmula:


(220 - Tu edad) X 0,7

Por ejemplo, si tienes 25 años puedes calcularlo así:


(220 - 25) x 0.7 = 136.50

Quiere decir que el ritmo que debes seguir es entre 136 y 137 pulsaciones por minuto ese es tu ritmo cardíaco moderado para quemar grasa eficientemente.


Como ves tienes mucho por poner en práctica, no te diremos que es fácil, pero, es posible, empieza con poco, se constante, persistente, probablemente falles algunas veces o muchas, pero, la clave es volver a intentarlo la veces que sea necesario hasta que se vuelva un hábito en tu vida diaria.


Síguenos también en:







151 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page