¿Sexo en los baños del gym?



Independientemente del género el sexo en los baños del gimnasio se ha vuelto lamentablemente una práctica común por algunos inescrupulosos que no tienen el más mínimo respeto de los espacios públicos. Y el impacto más grande lo puedes ver en las redes sociales y hasta en el mismo gusto de las personas por matricular en el gimnasio.


A muchos les puede causar risa, lanzar bromas alrededor del evento y las conversaciones en los pasillos, pero, la verdad es que genera un impacto negativo en el valor de tu marca. Es cierta la frase "...No existe publicidad negativa...", pero, si esa publicidad es para atraer personas a matricular solo porque ya tienen un lugar nuevo para intimar no creo que sea el ambiente que quieres vender a tu público y menos a los más conservadores.


¿Cómo detectar esta práctica en tu gimnasio?

Lamentablemente no puedes colocar cámaras en los baños, y hablamos de lamentable porque te ahorrarías muchos problemas y resolverías cientos de misterios si las autoridades permitieran este tipo de dispositivo, pero, como ya sabes se estigmatizaron porque viola el derecho a la privacidad y pues, también ya es bien sabido que algunos aprovechados las utilizaría para otra cosa.


En su defecto no te queda más que alertar a tu personal, si a todo el personal que estén atentos si ven alguna actividad sospechosa en los baños o lugares escondidos del gimnasio, no te imaginas en los lugares que algunos de nuestros clientes han encontrado personas intimando dentro del gimnasio, no son solo lo baños. Pero, bueno, ya te contaremos las historias de terror de varios de nuestros clientes, por ahora enfoquémonos en que tu personal esté alerta y prepáralo para que pueda abordar la situación de manera adecuada y puedan tomar toda la evidencia que puedan.


No está demás hacer que tu personal de limpieza realice rondas en los baños que es lo más común para monitorear cualquier actividad sospechosa.


¿Qué hacer ante un evento de este tipo?

Lo primero es que a esas personas se debe pasar a la oficina del gimnasio, y el administrador debe hablar con ellos y darles la advertencia, también puedes ser más draconiano dar por terminada su membresía sin derecho a absolutamente ninguna devolución, esperamos que en las cláusulas y políticas del contrato que haces firmar a tus clientes incluyas este apartado.


¿El evento se hizo público en redes sociales?

De esto puede que no te salves tan fácilmente, ahora con la facilidad de un teléfono celular y una red social activa es suficiente para degradar la imagen de tu marca y los valores que profesas en tus instalaciones, pero, ahí entras tú y tu equipo de mercadeo si lo tienes. Debes hacer pública la acción que tomas con las personas involucradas en el evento, sin mencionar nombres, ni detalles y dejando muy claro la cero tolerancia a este tipo de actos y como defiendes siempre los valores de tu gimnasio, el respeto y la moral. Pero, hazlo, de esa manera las personas que estén al tanto de tus redes verán que el gimnasio no es tolerante y jamás podrá ser considerado como un lugar para que tus miembros hagan lo que se les venga en gana.



Si el contrato con tus clientes está bien definido no tienes porque hacer el ridículo colgando "Advertencias" en la pared sobre el uso de espacio públicos para dejar en evidencia que tu gimnasio no tiene "mano dura" contra actos contrarios a la moral y el respeto de las demás personas en espacios públicos.


Así que, manos a la obra si aún no te has puesto a revisar que sucede en tus baños y espacios ocultos, quien sabe, podrías encontrarte muchas sorpresas, pero, lo mejor es estar prevenido.



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo